Los 3 peores momentos a los que se puede enfrentar tu negocio

September 18, 2017

 

 

Cuando comiences a planear cada detalle del como llevarás a cabo las cosas para hacer realidad tu idea de negocio, es muy importante que puedas prever estás cuatro situaciones para que puedas reflexionar en que acciones llevarías a cabo a fin de sobrellevar, vencer y aprender de cada una de ellas. 

 

#1 DESPEDIR A TU GENTE

 

POR NO PODER PAGARLES

 

Muchas pequeños empresarios con plantillas de no más de 15 trabajadores en los que en muchos casos hay una gran cercanía por compartir muchos momentos en el trabajo y en los que se conocen sus circunstancias personales y familiares cuando hay bajadas de demanda que obligan a reducir personal, se pasa un momento muy amargo ya que se tiene que decidir entre la continuidad de la empresa y del resto de empleados o el mantener a una persona con el riesgo que para los demás supone.

En muchos casos este problema se enfrenta con altas dosis de humanidad haciendo ver al empleado que es una cuestión coyuntural debido a la disminución de pedidos y que en nada tiene que ver con sus capacidades y que si la tendencia cambia volverá a contarse con el de nuevo.

Si el trabajador tiene un perfil multifuncional en algunos casos se le puede reconducir a otros departamentos como el comercial con otras jornadas e incentivos para intentar aumentar ventas y de esta forma contribuir a conservar su puesto de trabajo.

Por razones organizativas o de estrategia

Este caso es muy similar al anterior y si el trabajador es susceptible de adaptarse a las nuevas condiciones se le podría ofrecer una alternativa. En caso contrario para el empresario es un momento difícil ya que de nuevo tiene que tomar decisiones pensando en el largo plazo y viabilidad de la empresa, frente a lo que le gustaría hacer si pudiera.

 

POR ESTRATEGIA O REESTRUCTURACIÓN 

Este caso es muy similar al anterior y si el trabajador es susceptible de adaptarse a las nuevas condiciones se le podría ofrecer una alternativa. En caso contrario para el empresario es un momento difícil ya que de nuevo tiene que tomar decisiones pensando en el largo plazo y viabilidad de la empresa, frente a lo que le gustaría hacer si pudiera.

 

# 2 LA SEPARACIÓN DE UN SOCIO QUE ADEMÁS SE LLEVA A TUS CLIENTES 

 

Caso muy frecuente ya que muchos de los problemas de las empresas en los primeros años son las desavenencias de los socios que pueden desembocar en una separación. Especialmente grave es el caso en que los socios realizaban tareas diferentes y el que se queda con la empresa y con cierta cartera de clientes tiene que además de realizar su trabajo anterior, el del socio que se va.

Por ejemplo, si el socio que se va es el que se ocupaba de la gerencia y labor comercial y el que se queda era el encargado de instalaciones (caso en nuestro ejemplo de una empresa de instalaciones audiovisuales) este se encontrará ante un reto. Se preguntará: ¿Seré capaz de llevar yo solo la empresa y seguir ocupándome de lo que ahora hago y asumir las tareas de mi socio?

Esto es una cuestión muy personal y depende de las necesidades y condicionantes personales, alternativas que se presenten y mentalidad emprendedora ya que evidentemente supondrá un esfuerzo grande de formación y de horas trabajadas para conseguirlo pero por supuesto que es factible. Cómo decimos supondrá un gran esfuerzo personal y quizás cambiar la forma de hacer las cosas respecto a cómo se venían haciendo pero disponer de una empresa montada con una cartera de clientes es un plus por el que muchos emprendedores pagarían por tener en los inicios.

 

# 3 RECHAZAR A UN INVERSOR CUANDO NECESITAS DINERO 

 

Muchos empresarios se encuentran en algún punto de su vida empresarial que existen personas/empresas que viendo posibilidades en su negocio se interesa para invertir o para invertir y trabajar en ella. Quizás tengamos en la cabeza los casos de negocios que son comprados por grandes empresas a cambio de grandes sumas de dinero lo que provoca un gran beneficio para el empresario e incluso permitiéndole en muchas ocasiones seguir dirigiendo el proyecto bajo las directrices de los nuevos dueños.

Pero ese es un caso ideal que en la pequeña empresa es diferente. En estos casos puede haber personas/empresas que ofrezcan entrar en el capital de la sociedad aportando fondos para afrontar nuevos proyectos o abordar los existentes con más posibilidades de éxito. En estos casos hay que valorar si esto es lo que queremos ya que debemos tener claro que nuestras decisiones futuras deberán ser tomadas siendo consensuadas o incluso perderemos ese poder de decisión dependiendo de la participación del nuevo socio. Pero en todo caso nos podemos encontrar con conflictos entre socios que hagan que un proyecto correctamente encarrilado se pierda por una decisión errónea en este ámbito.

Habría que ver que nos va a aportar el nuevo socio, a donde quiere llevar la empresa y de qué forma piensa hacerlo. Los fines pueden ser los mismos pero los medios no y aquí se puede chocar. Debemos preguntarnos si para llegar a donde quiero llevar a mi empresa hay otros medios que no supongan la entrada en el capital de un nuevo socio (UTES, colaboraciones, etc) o hasta qué punto es necesario y como puede influir el forzar la máquina y crecer rápido con las implicaciones económicas y personales que ello conlleva frente a la opción de crecimiento más lento, sostenible y que quizás aun con menor beneficio económico tiene mayor beneficio desde el punto de vista de la calidad de vida, con más tiempo para familia, amigos, proyectos personales, etc.

Este último aspecto tiene que ser valorado con calma ya que son muchos los equilibrios que hay que mantener y no siempre los beneficios económicos son necesariamente los más valiosos.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Curso gratis de Negociación Exitosa por la universidad de Michigan (en español)

October 11, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon