La inteligencia emocional aplicada a los negocios


Vamos a empezar estableciendo una definición sencilla sobre la inteligencia emocional. La IE se puede entender como un balance entre cuadrantes: en un eje, "Persona" y "Otros", y en el otro, "Entendimiento" e "Influencia", con este concepto vamos a darte algunos consejos que sin duda te van a ayudar como emprendedor.

1. Comprendete a ti mismo

El conocimiento propio es el principio de la sabiduría, esto según Aristóteles. Para avanzar, tienes que reconocer lo que esta pasando en tu mente, es decir no estar confundido con tus decisiones y las posibles consecuencias de las mismas. ¿Sabes que es lo que impulsa tus emociones? Si estás feliz, molesto, triste, enojado, etc. ¿conoces la razón?

2. Inflúyete

Con esto nos referimos a la capacidad de modificar tu propio comportamiento, dependiendo la situación. Una persona emprendedora NECESITA desarrollar esta habilidad, ¿estás naturalmente motivado o necesitas un impulso exterior? Las personas exitosas tienen la capacidad de de establecer metas personales, trazar un plan para lograr sus objetivos y ejecutar esta proyección. En resumen, los emprendedores exitosos son capaces de influir en su propia conducta de manera positiva.

3. Entiende a los demás

Sin duda saber entender el comportamiento de todos los que están a tu alrededor es un factor indispensable para tener éxito en todas tus relaciones, la comprensión de los demás se trata de empatía, tu capacidad para entender lo que otros están sintiendo y por qué, así como saber utilizar tus palabras y acciones a favor de los que te rodean y al mismo tiempo a favor tuyo. Sin empatía, podrías estar alejando a la gente sin saber por que sucede, es imposible tener éxito si no se entiende a los demás.

4. Sé influyente

Esto tiene que ver mucho con el tipo de liderazgo que puedas ejercer, esta es tu capacidad para motivar a la gente de manera efectiva. Tú éxito y eficacia se relacionan directamente con con tu habilidad para hacer que las personas hagan lo que quieres que hagan. No se trata de manipulación porque esta se basa en influenciar a otros de manera que te beneficia a ti, pero no a ellos. Motivar a los demás correctamente siempre es una relación ganar-ganar. Las personas exitosas son capaces de influir en los demás de manera que beneficie a todos.

Hay quienes dicen que la prosperidad se basa en cuatro factores: tu intelecto (que tan listo eres), tu experiencia (incluyendo tu educación, trabajos previos y entrenamiento), tu esfuerzo y tu inteligencia emocional, este último factor es vital para triunfar dentro de una compañía o como un emprendedor, ya que da balance a los pensamientos, intenciones y acciones.

Featured Posts
Recent Posts
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon

©  2020 by Yo Emprendo Mi Vida.